El Trasfondo de los Eres en Andalucía

 El Trasfondo de los Eres en Andalucía

La sentencia de los eres en Andalucía ha sido especialmente dura y ejemplarizante. Los jueces han asumido por completo las tesis de la fiscalía y, salvo alguna excepción, no han mostrado piedad contra ninguno de los acusados. Algunos han sido sentenciados a penas de inhabilitación muy largas y otros, además, deberán ingresar en prisión cuando la sentencia sea firme.

El Origen de los Eres

El origen de los eres se remonta a principios de 2000 cuando la Junta de Andalucía diseño un plan de pagos irregulares con el objetivo de ayudar a las familias que se encontraban en una situación de desempleo. El objetivo de estas irregularidades, aunque bien intencionado sobre el papel, cumplía la función de propaganda política. Por un lado se ayudaba a las familias, pero por el otro se les hacía entender que erar el partido Socialista quien se preocupaba de su situación con la intención de que supieran a quien debían votar.

Al final, unos setecientos millones de euros fueron entregados de forma irregular. El dinero se adelantaba mediante una sistema de compensación entre cajas de las distintas consejerías; algo completamente ilegal. Por el camino, se perdieron aproximadamente unos 100 millones de euros (el 15% del total), que fueron a parar a un entramado opaco de amigos y funcionarios. Este entramado todavía ha de ser juzgado, si mis informaciones son correctas.

Condenas muy Similares y una Incongruencia

Las condenas han sido muy similares, la media es de 7 años de prisión para los acusados. Excepto dos absoluciones, la inhabilitaciones han sido especialmente sangrantes, con penas de hasta 18 años en algunos casos.

José Antonio Griñán, presidente de la Junta, se ha llevado la peor parte de la condena con 6 años de cárcel. Teniendo en cuenta que no hay indicios de que se haya apropiado de ningún dinero de la junta, solo se le puede condenar por malversación y prevaricación. Pero incluso estos cargos se le imputan porque el juez no cree al acusado cuando asegura que había más de 800 subvenciones activas y que no podía conocerlas todas al detalle. No hay pruebas, sencillamente el juez no le cree. En cambio, el interventor Manuel Gómez cuyo trabajo era precisamente fiscalizar esas cuentas y denunciar las irregularidades, ha quedado absuelto.

Curiosidades de la Instrucción y el Caso de los Eres

Antes que nada, no podemos olvidar que este es un juicio político. Se están juzgando a los altos cargos que originaron y permitieron este entramado. El juicio técnico donde nos deben explicar quienes, cómo y por qué se enriquecieron algunas personas, todavía está por llegar.

La juez Ayala retuvo esposados y creo recordar que incluso encarcelados a muchas personas que finalmente fueron liberadas durante la instrucción sin cargos. La misma juez Ayala siempre mantuvo un sospechoso interés por la instrucción del caso. Hasta 7 jueces instructores se han hecho cargo de las investigaciones estos años, algunos de ellos con una clara afiliación política.

La cantidad que robaron de las arcas públicas fue de un 15%. El resto tuvo una gestión irregular, pero el dinero llegó a las personas que correspondía. Aún así, desde los medios de la derecha se han lanzado acusaciones sin fundamento en las que aseguraban que se habían apropiado o malversado mas de mil millones de euros.

La Herencia Política

El PSOE va a tener que asumir la condena como propia, porque los condenados fueron militantes muy destacados y poderosos en aquella época. Por otro lado, 100 millones son «pecata minuta» comparado con lo que se han llevado otros, solo a título personal en operaciones de corrupción a nivel nacional. Junto al caso Filesa, este es el segundo gran caso que salpica al partido y lo peor está por llegar cuando esos 500 acusados desfilen por el segundo juicio.

No hay duda que la sentencia de los eres va a dominar el debate de investidura de Pedro Sánchez y en Andalucía. Partido Popular y Ciudadanos no han tardado en pedir su dimisión. El Presidente en funciones tiene, no obstante, motivos para sentirse a salvo. En primer lugar, han pasado ya nueve años desde que Griñán y su Junta tuvieran que dimitir en bloque. En segundo lugar, Sánchez no era todavía nadie en aquella época y no tuvo relación ni directa ni indirecta con el caso.

El Partido Popular olvida que si la sentencia de los eres de Andalucía inhabilita a Pedro Sánchez, por la misma regla de tres nadie va a poder dirigir al PP en este siglo. En fin, que llueve sobre mojado en la política española. La historia se repite y el sistema de partidos continúa mostrando sus debilidades.

Torquemada

Alter Ego de alguien que ha vivido la política con intensidad. Me considero un buen analista de la política española.

Related post

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *