Reflexiones sobre las Elecciones del 10 de Noviembre

Os presento algunas reflexiones sobre las elecciones de ayer 10 de noviembre (10n). A fecha de hoy podemos decir que las encuestas no se equivocaban (excepto la de CIS), sobre el auge de la extrema derecha y el debacle de Ciudadanos. La abstención, definitivamente, ha sido más alta que en las pasadas elecciones del 28A, pero mucho menos de los que esperábamos.

reflexiones resultados electorales 10 noviembre

Partido Socialista PSOE

El primero de los perjudicados en estos comicios. Se ha hecho literalmente el «harakiri» político, pero ha tenido la suerte del campeón y en el último momento la herida ha sido superficial. Lo que más nos extraña es que no ha habido hasta la fecha ni el mínimo rastro de auto crítica, y han optado por una huida hacia adelante echando las culpas a Ciudadanos.

Ganan las elecciones, vuelven a ser el partido más votado y mantienen sus expectativas intactas para formar gobierno. Eso sí, han perdido la mayoría absoluta en el senado en el momento más inoportuno, cuando sus rivales ideológicos han crecido en senadores.

Pedro Sánchez está hoy contra las cuerdas porque ya no tiene la opción de negociar con Ciudadanos y solo puede mirar a su izquierda, donde le espera un Pablo Iglesias con muchas ganas de leerle la cartilla. El presidente en funciones pedía a los españoles una mayoría más holgada y la respuesta ha sido no. Tendrá que conformarse con lo que le han dado esta vez. Habría que felicitar o despedir a su equipo de asesores, que estaban convencidos de poder arrebatar el centro a Ciudadanos. Hoy sabemos que no había tal centro votando al partido de Rivera.

Lee el artículo previo:  Pedro Sánchez no tiene perdón

Partido Popular

Soñaban con rebañar votos a Ciudadanos para auparse por encima de los 100 diputados, pero sus expectativas se han difuminado. Sus asesores de campaña no le han pillado el tempo a las elecciones en ningún momento. En las del 28 de abril tendrían que haber moderado su discurso y no lo hicieron; pero en estas tendrían que haber pisado algo más fuerte y se han quedado cortos.

Siguen siendo el primer partido de la oposición, el único referente válido de la derecha y estos resultados les dan una bocanada de aire si se plantean una estrategia a más largo plazo. Esperemos que se hayan dado cuenta de que son un partido de centro derecha (ahora sí) y que deben repartir bofetadas de un lado al otro del espectro político. Durante años su tendencia ha sido atacar por la izquierda, convirtiéndolo en una tarea fácil y monótona. Ahora deben aprender equilibrar mejor sus instintos. Dejar de dar aire a sus competidores de la derecha y frenar sus instintos «asesinos» hacia la izquierda, porque necesitarán seducir a los votantes de ambos lados.

Como reflexión final, si estas tendencias se confirman va a ser muy difícil que el Partido Popular vuelva a ganar unas elecciones y casi imposible que gobierne en solitario o con los votos de la ultraderecha. Deberán aprender a tender puentes y asumir la tarea que se le había encomendado a Ciudadanos y que no supo cumplir. Ser la bisagra que articule los deseos de las élites socioeconómicas del país.

Vox

Si en las pasadas elecciones, la ley electoral les perjudicó; en estas ha sido todo lo contrario. Los vientos de las encuestas soplaban a favor y esta vez no eran cantos de sirena. Solo necesitaron que el lunes dejaran a su líder hacer un discurso en Prime Time, para afianzarse. Lograron convencer a aquellos que habían votado a Ciudadanos en el 28A de que, si buscaban a alguien más loco todavía que Rivera, Santiago Abascal era su hombre. Así han logrado ser los claros vencedores de las elecciones, doblando número de escaños.

Como reflexión final, solo diré que si la xenofobia es parte de su programa político, los votantes de Vox debieran hacerse la siguiente pregunta. Cuando cantan «Yo soy español, español, español etc.» ¿Es un canto nacionalista o simplemente xenófobo? Vox está logrando convertir sentimientos nacionalistas en pura xenofobia y no estaría de más que algunos nacionalistas españoles empezaran a tomar medidas y reflexionaran sobre ello.

debate televisión reflexiones elecciones 10 noviembre

Unidas Podemos

Siguen bajando, sin prisa pero también sin pausa. La izquierda más reaccionaria modera su discurso y lo adapta, pero no logra frenar su sangría en un panorama electoral que no les es nada favorable. Le ha ido tan bien como pronosticaban las encuestas, pero necesitan que el discurso político abandone Cataluña para centrarse en la crisis económica. La ley electoral esta vez ha sido muy cruel con la formación de Pablo Iglesias, y les ha castigado aún más que en las pasadas elecciones.

No obstante, todavía siguen siendo determinantes y su votos suman para formar gobierno. En su mano está realmente la opción de tensar más o menos la cuerda para que vayamos a unas terceras elecciones. Nada puede hacer ya Pedro Sánchez sin Podemos. Ninguna otra combinación natural da para formar gobierno. El Partido Popular tampoco puede planear una carnicería contra la formación de un gobierno en esta ocasión, aunque sea de izquierdas, así que los vientos son favorables. Aún así, no subestimemos la capacidad que tiene la izquierda para joderlo todo y no ponerse de acuerdo cuando más lo necesitan.

Reflexiones sobre Ciudadanos en las Elecciones

El problema de Albert Rivera es que se creyó que era un político como todos los demás y que tenía opciones de conquistar todo el centro derecha haciendo de trilero. Nunca llegó a comprender el papel que jugaba en toda esta historia, que no era otra que la de ser una pieza bisagra para contrarrestar la subida de Podemos. Las élites económicas le auparon y, cuando éste dejó de serles útil, lo lanzaron a los leones. Ya lo dice el dicho cuanto más arriba, «Más dura será la caída.» Y lo ha sido.

Mis reflexiones para estas elecciones del 10 de noviembre, me llevan a concluir que Ciudadanos ha sido otro partido que no ha encontrado el tempo en ningún momento. Probablemente porque el tema de «Cataluña» es como un capote rojo al cual no pueden evitar embestir. En las elecciones del 28A tenían la posibilidad de formar gobierno con el PSOE y de esta forma recortar a la derecha desde el poder y no desde la oposición. En cambio, optaron por ser oposición, jugar la carta de «Cataluña» y reforzar la idea de «cuánto peor mejor». Podían debilitar a Pedro Sánchez desde dentro e intentar hacerle el abrazo del oso, al mismo tiempo que se distanciaban de la corrupción del PP. Les hubiera ido mucho mejor.

Como puntilla final para el desastre de Ciudadanos, si el parlamento decidiera aplicar en esta legislatura sus normas y condiciones para formar grupo parlamentario propio, hoy se quedarían sin él.

Más Madrid

Al final Pablo Iglesias tenía razón para no preocuparse, de momento, por las aspiraciones de Iñigo Errejón y su salto a la política nacional. Es cierto que no lo han tenido fácil, pero tampoco deja de ser cierto que iban advertidos desde el minuto 1 de partido. Otra muestra más de que el equipo de asesores de Pedro Sánchez no se entera de la misa la mitad, es que, de haber logrado unos pocos votos más en 3 provincias claves, le hubieran quitado votos al PSOE y no a Unidas Podemos. ¿Os imagináis al PSOE con 117 diputados? La tragedia estuvo mucha más cerca de lo que vemos en las gráficas de resultados.

Cataluña en las elecciones del 10 de noviembre

En esta ocasión mis reflexiones sobre el impacto de Cataluña en las elecciones del 10 de noviembre me han resultado más fáciles. El independentismo ha subido ligeramente, más que en las pasadas elecciones, pero apenas han sido un puñado de miles de votos que no se corresponde con el desagradable espectáculo visto en el último mes. La CUP le toma prestados dos votos a ERC y JxCAT mejora gracias al absentismo.

El independentismo ha vuelto a tocar techo y, aunque puedan se decisivos, su debilidad manifiesta les hace vulnerables en las negociaciones a pesar de obtener un diputado más. Mucho me temo que nada va a cambiar por culpa del aumento de VOX en el Parlamento. A mí me parece ver una oportunidad para regresar a la cordura. Si el PP es capaz de adoptar un estrategia con miras más amplias, podría alejarse del espectáculo entre independentistas y ultras, para formar parte de la solución. Por desgracia, dudo que algo así llegue a suceder.

Élites Económicas y el IBEX35

Me gustaría antes que nada matizar que no estoy seguro que tales entidades existan como grupos de presión. No tengo identificado el problema, ni una opinión formada al respecto por ahora. Mientras los seguidores y los líderes de Unidas Podemos siguen refiriéndose a ellos como interlocutores válidos, he pensado que sería interesante incluirlos en mis reflexiones sobre las elecciones del 10 de noviembre.

Si lo que buscaban era un gobierno moderado y afín a sus principios; PSOE y Ciudadanos por ejemplo, está claro que han fracasado en su intento. Los aspavientos y llamadas a rasgarse las vestiduras por el efecto económico de la crisis catalana, ha generado una huida de votantes a la extrema derecha. Ciudadanos en general y Albert Rivera en particular han fracasado en la «supuesta» tarea que les había sido encomendada por parte del Íbex. Si partimos de la premisa que la única opción de formar un gobierno estable es mediante un acuerdo entre PSOE y Unidas Podemos, desconozco qué acciones puedan estar planeando para dinamitar la formación de ese gobierno. Aunque lo normal sería que intentaran evitar ese gobierno de izquierdas al precio que fuera.

Resumen

Los casi dos millones de votantes moderados que no han acudido a las urnas, explican por qué los extremos ideológicos han obtenido mejores resultados que nunca. Por suerte los números dan para formar un gobierno tan estable como lo podía haber sido en las pasadas elecciones. Pedro Sánchez pidió un voto de confianza a los ciudadanos y estos le han troleado votando a VOX.

Mis reflexiones finales sobre las elecciones del 10 de noviembre pretenden ser optimistas, aunque me cueste. Formar gobierno es posible y callar a la ultraderecha va a ser más difícil. El PSOE está jugando con cara de póker, aunque todos sepamos que tiene malas cartas. Podemos debe evitar pasarse de frenada esta vez, obteniendo resultados sin parecer un obstáculo. El PP deberá empezar a aprender a distanciarse de VOX, aunque se quieran y se deseen en secreto como dos amantes despechados. Ciudadanos va a ser irrelevante y más les valdría volver a sus orígenes, volver a empezar replanteándose su propia existencia.

Torquemada

Alter Ego de alguien que ha vivido la política con intensidad. Me considero un buen analista de la política española.

Related post

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *