Las Claves del Éxito del Nadie Sabe Nada

Nadie Sabe Nada ha recibido su primer Ondas y, aprovechando esta circunstancia, me gustaría hablar de las claves del éxito del programa. En la actualidad, el programa está en su séptima temporada y todas se pueden ver y escuchar por cualquier sistema de podcast. Os dejo el enlace a los vídeos en el Canal de YouTube del Terrat. Lo hago en el hipotético caso de que no lo conozcáis.

De hecho el Premio Ondas no fue ninguna sorpresa porque el mismo programa, en tono irónico, lo venía reclamando mediante una mezcla de jocosidad, victimismo y orgullo. Hubiera sido una triste noticia que este año tampoco se lo hubieran dado.

El Formato de Nadie Sabe Nada

El formato apenas ha variado en todo este tiempo. Andreu y Berto improvisan durante las dos horas de rodaje (se graban 2 programas ) en un falso directo con público en vivo. El programa se emite por la Cadena Ser todos los sábados a partir de la una de la tarde.

El Terrat y la Cadena Ser abren un turno para enviar preguntas al programa en fechas muy concretas y estas se acaban depositando en un urna. Los dos presentadores van sacando y respondiendo a las preguntas de la audiencia de forma improvisada a lo largo de los meses.

La improvisación y el caos son parte de la fórmula del éxito porque ni los espectadores y ni siquiera los mismos presentadores saben qué va a suceder. De vez en cuando, tanto Andreu como Berto se dirigen al publico y hablan con ellos en directo también de forma aleatoria. A veces son los mismos espectadores quienes piden la palabra, como también puede pasar que sea uno de los cómicos quien solicite ayuda al público.

Claves del Éxito: Naturalidad y Cotidianidad

A diferencia de todos los programas en los que Berto y Andreu colaboraban en el pasado, en Nadie Sabe Nada nadie interpreta a un personaje. Los presentadores son ellos mismos, los que improvisan, los que hablan de su vida privada, de algunos de sus problemas, de sus próximos trabajos, de sus éxitos, de anécdotas etc. No hay un guion y cuando Berto o Andreu se ponen a hablar de sus anécdotas, parece como si nos las estuvieran contando a nosotros los espectadores. Parece que formemos parte de su círculo de confianza.

Al final la clave del éxito de Nadie Sabe Nada acaba siendo la cercanía, sinceridad y honestidad con la que ambos cómicos se acercan a la audiencia. Acabamos sintiendo cariño por ellos, bien porque algunas anécdotas que nos explican nos parecen familiares o porque lo que nos cuentan forma parte del entorno privado del personaje famoso. ¿Qué sucede cuando van a comprar? ¿Qué les pasa cuando van la médico? ¿Les gusta que les hagan selfies?

En estas interminables horas de diálogos, experimentamos un cierto voyerismo alrededor de la vida de ambos cómicos. Salen temas muy humanos, como los problemas con los hijos, pero también temas más privados que nos han hecho sonrojar a muchos. Al final les acabas viendo como dos amigos que se están cotando sus penas y sus alegrías. Lo mejor de todo es que no puedes parar de reír con ellos.

La Improvisación, Otra de las Claves del Éxito del Nadie Sabe Nada

Tanto Buenafuente como Romero hacen mucho hincapié en que la clave del éxito está en la espontaneidad e improvisación con que se realiza el programa, sin guion. Aunque sea cierto, la realidad es que el mismo Andreu ha ido insistiendo en crear ciertos referentes o pautas dentro del programa. El cómico y presentador de Reus es un viejo zorro de la radio y entiende que la audiencia se siente cómoda con la libertad, pero necesita referentes. De ahí que creara ciertas secciones aleatorias durante la retransmisión como «Filosofía Barata» o «Vivécdotas»

Claves del Éxito del Nadie Sabe Nada: La Irmprovisación

Otra de las diferencias del Nadie Sabe Nada con otros programas en que aparecen Berto y Andreu es que ambos comparten la dirección del programa. Aunque a veces la costumbre es que Andreu intente tomar las riendas de forma instintiva y sin malicia, ambos humoristas dejan claro que no existe subordinación ni jerarquías.

La Atemporalidad del Nadie Sabe Nade

Esta es el tercer punto importante para definir el programa. De entre las claves para entender el Éxito del Nadie Sabe Nada destaca su atemporalidad. No se suelen tratar temas estacionales como norma general, sino temas universales. Puntualmente sale algún comentario o referencia al a actualidad, pero no se suele desarrollar. De esta forma evitan que el programa se enmarque en un período de tiempo concreto.

Cualquier espectador puede acceder a un capítulo de la temporada y saber de qué están hablando. Algunos temas han dado más juego que otros, como los frutos secos, y otros han pasado más desapercibidos. No se habla, por ejemplo de la situación política de España, pero se puede hablar del día en que, por ejemplo, uno de los dos cómicos conoció a un político. Ahí reside la diferencia y el éxito del formato.

De hecho, muchos espectadores han confesado que utilizan el podcast para conciliar el sueño de noche. Cualquiera puede ponerse un capítulo de la temporada y caer dormido entre risas y felicidad. Las historias o anécdotas no parecen lejanas; se explican como si hubieran pasado ayer mismo.

En Resumen

Las claves del éxito del Nadie Sabe Nada son la atemporalidad de sus contenidos, la fórmula y la dinámica de improvisación e incluso química que tienen los dos presentadores y, finalmente, esa cotidianidad y cercanía que nos transmiten Andreu y Berto abriéndonos una parte de su vida privada

Sólo así se explican los niveles de audiencia, la popularidad del programa de radio y también su repercusión. El programa, gracias a las redes sociales, ha cruzado fronteras. Ha adquirido una repercusión enorme en latinoamérica, conde ya conocen a los dos humoristas catalanes. Quizás algún día podamos ver un «Nadie» grabado en algún país de habla hispana.

Que el Samanté nunca falte para Berto y Andreu. Que el Samanté nunca falte en nuestras vidas.

Blackjack

Alter Ego de alguien anónimo. Amante de la ciencia ficción. Apasionado del cine y de la fotografía. Director de Metabloggers

Related post

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *