Bolivia Pone a Prueba la Prensa Española

Bolivia Pone a Prueba la Prensa Española

El golpe de estado que ha sufrido Bolivia estos últimos días ha puesto en jaque a la prensa española. Los dos grandes medios de comunicación españoles han evitado pronunciarse y llamar a las cosas por su nombre. Lo cierto es que casi se salen con la suya porque Bolivia nunca ha tenido la atención internacional que ha tenido Colombia o Venezuela en la prensa. Me gustaría matizar que yo no voy a daros ninguna noticia en este artículo. Esto es un blog de opinión política y no tengo tiempo para informar a nadie de lo que ha sucedido en el país andino.

El miércoles, un conocido me hacía una referencia ante la parcialidad con que El Mundo y El País, pero también otros noticiarios, estaban haciendo de la dimisión de Morales o de su exilio en México. Me dijo algo así como: «En Cataluña hubo un golpe de estado en diferido, pero en Bolivia el presidente ha dimitido con una pistola en la nuca.Y ni rastro de la palabra golpe de estado en El Mundo o en El País». Pensé que tal vez había pillado a todo el mundo por sorpresa y que era pronto. Me equivocaba.

Aunque Bolivia haya sido un país gobernado por un programa y un partido de izquierdas, no le ha ido tan mal como a la comunidad internacional le hubiera gustado. No soy experto en política boliviana, pero Bolivia nunca ha dado grandes titulares en la prensa. Eso no importó para que su presidente Evo Morales fuera objeto de burla a causa de su forma de vestir y atacado internacionalmente por su afiliación política. No tengo duda de que la tibieza de los medios españoles va en sintonía con la tibieza de los medios internacionales. Estados Unidos tampoco ha demostrado mucho interés en condenar el golpe de estado.

La Actitud de la Prensa Española

El Mundo ha demostrado que no le importa que haya un golpe de estado en un país, siempre y cuando se imponga un gobierno de derechas. Para El País la cosa no pinta mucho mejor porque gracias a sus constantes ataques a la izquierda en España, ya no es referente de nada. Evo Morales es representante de una izquierda que el País ha dejado desatendida desde hace ya varios años, desde la aparición de Podemos.

El Mundo y El País, dos de los medios de comunicación más importantes en España, se han visto atrapados en sus propios titulares y derivas. El juicio a los políticos catalanes está todavía muy reciente para ignorarlo. Una parte de los medios en España han comprado erróneamente el exagerado discurso de la derecha (PP y Ciudadanos) sobre un golpe de estado en Cataluña. Les ha faltado valor para denunciar lo que ha ocurrido en Bolivia para evitar verse atrapados en contradicciones sobre lo que ellos mismos han escrito del conflicto catalán.

En otra época, sin «el juicio del procés» tan reciente y sin la presión internacional, alguno de estos medios hubiera tenido el coraje de hablar sin tapujos de un golpe de estado. Hoy todo es muy diferente. Otros medios de comunicación españoles han pasado de puntillas sobre la realidad boliviana, por ejemplo Televisión Española. A Antena 3 ni está, ni se la espera.

La Prensa Española y el Reto de la Ultra Derecha

El golpe de estado en Bolivia ha puesto a prueba la ética de la prensa española y el periodismo español no ha pasado la prueba . Si los medios son incapaces de decir con objetividad a los españoles cuando hay un golpe de estado. Si tampoco pueden decirle a los españoles lo que es un golpe de estado; no esperen objetividad ni imparcialidad en el tema catalán. La ética periodística está por suelos en un momento muy delicado en que debe aprender a defenderse de la extrema derecha. Vox ya está analizando y programando campañas para intoxicar el clima político español utilizando a la prensa para sus objetivos. Forma parte del manual que han llevado a cabo gente como Salvini, Trump o Le Pen.

La situación de la prensa española está en horas bajas. Ni Evo Morales renunció a su cargo, ni dimitió por perder la confianza de los militares; los militares y la ultraderecha dieron un golpe de estado. No es una crisis política, ni hay manifestaciones por la incertidumbre político o social. Ha habido un golpe de estado. Se puede decir más alto, pero no más claro. El periodismo español debe trabajar con mejor criterio y con mayor responsabilidad. Deben evitar a toda costa convertirse en medios de propaganda, si es que no lo son ya.

Gus Fring

Alter ego de una persona que ha vivido la cultura americana desde el interior. No soy un gran experto, pero entiendo bastante de política norteamericana.

Related post

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *