El Futuro de Ciudadanos como Partido en 2020

Tras los resultados de las elecciones del 10 noviembre, Ciudadanos ha entrado en un crisis que pone riesgo su futuro y su continuidad como partido en 2020. Las votaciones no hicieron más que confirmar algo que las encuestas no dejaban de sugerir. Sus dirigentes todavía no han entendido qué querían los votantes cuando les dieron su apoyo en Abril, pero tampoco están analizando correctamente lo que quieren sus votantes actuales.

El Votante de Ciudadanos

Me parece que ha quedado claro que los votos que recibieron en las primeras elecciones no provenían de socialistas desencantados. Su votos provenían de la derecha pura y dura, lo que significa que acertaron en el tono de la campaña para quien iba dirigida. Una vez logrado los votos, a Rivera le pudo la ambición y estuvo muy mal asesorado por sus colaboradores.

Sus resultados eran un techo, no un trampolín, y deberían haberlos aprovechado de la forma más inteligente posible. En primer lugar distanciándose de Vox por ideología y de PP por corrupción. En segundo lugar entrando en el gobierno como «sacrificio» para alejar del Estado los condicionantes de los partidos periféricos. ¿Contradecía lo que habían dicho en campaña? Por supuesto que sí, pero desde cuando eso le ha importado a Ciudadanos. Un partido que nació diciendo que era de izquierdas, luego moderado, luego liberal y al final ha acabado recibiendo votos de la ultraderecha.

No hubiera habido mejor triunfo para Rivera que tapar las bocas de los militantes socialistas que gritaban a Pedro Sánchez eso de que «Con Rivera No!». En lugar de ello, jugaron a ser más de derechas que el Partido Popular provocando efectos no deseados dentro y fuera de la formación. Aunque si algo dañó su imagen fueron todos los pactos municipales y autonómicos con Vox, los cuales solo reconocían con la boca pequeña. Esa imagen esperpéntica de Ciudadanos mintiendo descaradamente sin un ápice de dignidad fue lo que acabó por hundir su reputación. Una misma estrategia no puede servir para rebañar votos a un lado y al otro del espectro político.

Ciudadanos debe analizar bien donde han ido sus votos si quiere tener futuro a partir de 2020. Desde el punto de vista nacionalista, se han ido a Vox y desde el punto de vista ideológico al PP. La clave es enfrentarse a Vox y diferenciarse de PP. No tiene ningún sentido hacer política para un votante que le ha dado su confianza a tus rivales políticos. Si lo votantes de derechas siguen teniendo la percepción de que cualquiera de los tres partidos les vale, Ciudadanos ya ha perdido la batalla.

No tiene ningún sentido hacer política para un votante que le ha dado su voto a tus rivales políticos.

La Situación en Cataluña

Ciudadanos es un partido muy bien asentado en Cataluña y no debería de tener problemas en lograr una buena representación. El votante catalán no siempre deposita su voto a la misma formación política. Puede tranquilamente dar un voto diferente en las Autonómicas que en las Generales. Ciudadanos debería rebajar el tono y buscar alianzas para seguir siendo útil y seguir pareciendo el azote de los nacionalistas.

Creo que lo mejor que puede hacer es parecer y ser útil. Su estrategia no puede ser otra que la de intentar poner a un presidente no independentista en la Generalitat. Con ese compromiso pueden todavía decirle a los catalanes: «Si votas a Vox no habrá pacto ni coalición para quitar a los independentistas. Si me votas a mí negociaré con quien sea necesario: PSOE e incluso Podemos.» El «cuanto peor mejor» no puede formar parte de su estrategia el año que viene, porque entonces los catalanes no independentistas darán su voto a PSC o a VOX. Si buscan tirantez y confrontación votarán a Vox, pero si quieren cordura y tranquilidad votarán a PSC. Ciudadanos puede ser un partido con lo mejor de las dos opciones: sensatez y azote de nacionalistas catalanes.

Tendrá que decidir entre ser fiel a unos principios que los votantes creen que otros partidos representan mejor, o ser pragmáticos

La Situación y Futuro de Ciudadanos en el resto de España

Logo Vox vs Ciudadanos. El Futuro de Ciudadanos en 2020Si logran grupo parlamentario, todavía tienen oportunidad de aguantar y sostener una campaña nacional que les prepare para 2024. No va a ser fácil, pero por lo que he oído de sus dirigentes en los últimos días, ellos mismos van a ser su peor enemigo. Todavía no han analizado bien la situación.

Vox no va a solventar ninguno de los problemas que tiene este país, solo van a buscar la confrontación mediática. El Partido Popular va verse comprometido por culpa de todos los pactos que ha firmado con la formación de ultraderecha cuando los titulares vayan cayendo sin piedad. Y los titulares de prensa con salidas de tono, insultos, amenazas … caerán. Vaya si caerán. Ciudadanos debe hacer ver a los españoles que esa relación Vox PP no es sana. Si logra constituirse como parte de una solución puede que el futuro de ciudadanos a partir de 2020 exista.

Si Ciudadanos mantiene esa actitud beligerante y maniqueísta, los españoles van a reírles las gracias, pero no se los van a tomar en serio. Su mejor opción pasa por, de momento, favorecer la investidura de Pedro Sánchez. Es un mal menor, pero al fin y al cabo la voluntad de los españoles. Con esto ya lograrían poner distancia entre PP y Vox, pareciendo ser útiles y no un lastre. Lo siguiente que deben intentar es influenciar en los presupuestos para el año que viene, logrando las victorias que Casado no podrá vender ni a su partido, ni a los españoles.

Soy consciente que estoy pidiendo mucho a Ciudadanos, pero deben ser conscientes lo que está en juego: el futuro como partido de Ciudadanos a partir de 2020. Arrimades va a tener que tragarse unos cuantos sapos, pero todo dependerá de su instinto de supervivencia y espíritu de sacrificio. Tendrá que decidir entre ser fiel a unos principios que los votantes creen que otros partidos representan mejor, o ser pragmáticos. Tampoco deben rasgarse las vestiduras por ello.. Cambiar de opinión según sopla el viento no es nada nuevo para la formación naranja; ya lo han hecho antes.

Torquemada

Alter Ego de alguien que ha vivido la política con intensidad. Me considero un buen analista de la política española.

Related post

Escribe un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *